Aranda de Duero, Burgos, España

610 23 28 39 info@robertoleon89.com

Una de Girasoles

Girasoles

Cuando se empieza a sacar fotografías, una instantánea muy vistosa se obtiene en la época de la primavera con la salida de los girasoles. Son unas flores con un color amarillo muy intenso, que inspiran millones de imágenes, y yo, pues no voy a ser menos.

Como siempre que salgo a andar al campo llevo mi cámara de fotos (aunque hay días que no la saco ni siquiera  de la funda), encontré un campo de girasoles, y me subí a la moda.

Realicé varias pruebas, pero no me gustaba el entorno del campo de girasoles, ya que por un lado había una carretera y por el otro fábricas. Lancé varias fotografías, y la que más me gusto es la que voy a explicar ahora.

Después de varios intentos, observé la luz que atravesaba a través de los pétalos, que dejaba un amarillo suave y varios trasluces. Como la fotografía a contraluz era una técnica que estaba aprendiendo, encontré un buen momento con aquellos girasoles.

Lo primero que hice es buscar la posición adecuada para sacar la fotografía. Para poder apreciar el trasluz, debía agacharme lo suficiente, para que la parte de atrás de la flor fuese el cielo. Además generaría un contraste fuerte de colores entre el amarillo y el azul. Entonces me coloqué de rodillas con la cámara enfocando hacia arriba (contrariado). Pero me coloque a unos metros de la flor, con el zoom aumentado ¿por que hice eso?, muy sencillo: con ese efecto se consigue mayor profundidad de campo, ya que el ángulo que abarca la foto es menor, y el resultado es un objeto enfocado, y el resto distorsionado. La distancia focal elegida fue de 79mm.

Lo siguiente fue activar el estabilizador y el enfoque automático del objetivo.

La luz solar era muy intensa en ese momento, por lo que la sensibilidad ISO debía ser 100.

Como quería buscar una profundidad de campo, puse la apertura más abierta posible, que en mi cámara con esa distancia focal era de /5,6.

Después de todo eso realicé una toma de luz, centrándome en el cielo. El motivo de centrarme en el cielo, es que, me interesa que el contraste sea elevado, sin perder la información de las luces claros (lo que significa que la curva del histograma tiende a la izquierda). Las luces oscuras con fácilmente recuperables elevando las sombras, pero en la mayoría de los contrastes interesa el efecto contrario, que el objeto en primer plano quede completamente oscuro y únicamente se muestre su silueta. El resultado de la toma de luz fue que necesitaba una velocidad de 1/2500s.

Por último puse el punto del enfoque sobre la flor más alta de la izquierda y tomé la foto.

En casa con el ordenador aumenté el contraste, elevé las sobras y bajé las luces altas. Elevé la claridad y la intensidad de la imagen, ya que me interesaba un color con mucha fuerza. El resultado es el siguiente:

Girasoles
79mm, ISO 100, f/5,6, 1/2500s

De todas formas subo una foto del antes y el después al retoque con el ordenador, para que se aprecie que la curva de luces se centra a la izquierda, y que los ajustes posteriores consiguen recuperar la imagen:

Retoque de los Girasoles
Antes y después del retoque con el ordenador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *