Aranda de Duero, Burgos, España

610 23 28 39 info@robertoleon89.com

El Dorado de Castilla

Trigo

Una de las cosas más típicas de la zona de Castilla y León, son sus extensos campos de cereal, que recorren toda la llanura. Aprovechando un paseo por la tarde, observe la silueta de dibujaban las espigas a la hora del atardecer.

Para este tipo de fotos, lo primero que hago es buscar el elemento que quiero enfocar, y situarlo en un lugar con un fondo con el que se pueda distinguir la silueta, en este caso elegí el color del cielo al atardecer, por lo que me tocó agacharme.Como se busca la profundidad de campo, me sitúo a una distancia grande del objeto, con el zoom del objetivo alto.

Activo el estabilizador de la cámara, para poder ponerme con una postura forzada sin miedo a emborronar la fotografía, y también pongo el enfoque en automático.

Para este tipo de fotografías selecciono el Modo AV (prioridad en la apertura), ya que me interesa que la apertura sea la más grande posible, la ISO sea mínima, y varíe únicamente la velocidad para alterar la luz. Hay mucha gente que es contraria a estos modos, cosa que me parece una tontería. Está muy bien tener el control absoluto de la cámara, pero el tiempo es oro, y por dejar que la cámara calcule un valor, no creo que se pierda la esencia de la fotografía.

Lo primero que hice fue establecer el balance de blancos como nublado, para dorar un poco más los colores del atardecer.

Seleccioné una sensibilidad ISO de 100, ya que la luz lo permitiría.

Seleccioné una apertura de 5,6 por que para que las fotos salgan con el fondo desenfocado es necesaria una apertura grande.

Para bloquear la velocidad, lo que hice fue establecer el fotómetro en medición puntual, y dicho punto le situé en el cielo (para que el histograma se centre en los colores claros), pulsé hasta la mitad el disparador y lo bloqueé con la tecla que tiene una especie de * (en mi cámara). Hecho esto, en la siguiente toma el valor de la velocidad no varía.

El enfoque de la cámara seleccioné un punto situado en la parte superior a la izquierda (en mi cámara) y cuando realicé el ajuste, situé la espiga que se ve en la parte superior justo debajo del punto seleccionado. Apreté el botón hasta la mitad, para bloquear el enfoque, y recompuse la escena, para situar la espiga enfocada, en el sitio que a mi más me gustaba.

Una vez realizada la toma, con Lightroom aumenté el contraste, bajé las luces altas (para que el sol no estropease la fotografía) y bajé un poco las sombras, para que quedase los oscuros muy marcados, y este fue el resultado:

Trigo
135mm, ISO 100, f/5,6, 1/1000s

One thought on “El Dorado de Castilla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *