Aranda de Duero, Burgos, España

610 23 28 39 info@robertoleon89.com

Configuración del router WIFI doméstico

Casi todos disponemos de una red WIFI doméstica, por la que nosotros contratamos una serie de servicios (como internet, televisión y teléfono) a través de una empresa. Cuando llega el técnico a nuestra casa, si es que viene, nos deja una caja con un aparato con muchas luces y antenas, que debemos conectar a nuestra roseta telefónica y seguir unas instrucciones.

Si conseguimos abrir Google después de seguir todos los pasos nos damos con un canto en los dientes. Aunque pensemos que ya hemos terminado de configurarlo no es así.

Vamos a explicar una serie de medidas que debemos tomar para crear una red doméstica segura, a nuestro gusto (lo que ellos no quieren que sepamos).

Descripción sencilla de una red

Cuando hablamos de una red, sin entrar en muchos detalles, nos referimos a una serie de equipos conectados entre sí e identificados por un valor. La conexión entre ellos se realiza a través de un router. No necesariamente tiene que tener salida a internet.

Aunque parezca lioso, lo vamos a explicar de una forma humana. Cuando nos mandan la cajita a casa (router), a nosotros nos mandan conectarlo a red eléctrica para que el mismo empiece a funcionar. Además debemos conectar a través de un cable de red (con conexión RJ45) o a través de WIFI (inalámbrico) los equipos al mismo.

En el momento en el que se conectan entre sí (y después de tener los equipos configurados de forma correcta, que lo explicaremos más adelante) ya hemos creado una red.

Antes he comentado que no necesariamente tiene que estar conectada a internet, ya que en el momento que se conectan 2 equipos ya se considera una red.

Entonces, automáticamente (o manualmente para los más avanzados) una aplicación que está instada en el router, el DHCP, nos identifica el equipo conectado con 4 números separados por puntos, la dirección IP (por ejemplo 192.168.1.23).

Por lo tanto, hasta ahora, nuestra red domestica puede ser:

  • 192.168.1.1: Router
  • 192.168.1.30: Ordenador portátil
  • 192.168.1.31: Teléfono móvil
  • 192.168.1.254: Impresora

Sobre las direciones IP no vamos a entrar en mucho detalle, pero si que vamos a comentar dos detalles importantes:

  • El último elemento puede tener un valor de 1 a 254
  • Los tres primeros valores vamos a utilizar 192.168.1.xxx o 192.168.0.xxx. En realidad si configuramos toda la red igual, podríamos dar cualquier valor, aunque lo ideal con el que vienen configurado la mayoría de los dispositivos es ese.

Configuración del Router

Vamos a hacer una descripción general ya que hay muchos tipos de router, y cada uno es distinto. Cuando entremos en las configuraciones explicaremos más o menos dónde se pueden encontrar las opciones. Nosotros vamos a trabajar sobre un router de ONO.

Instalación del router

Cuando compramos un router o nos mandan un router, en la caja nos encontramos:

  • El router.
  • Las antenas (en algunos casos).
  • Adaptador a la corriente eléctrica.
  • Pequeño cable de red.
  • Instrucciones.

Lo primero que vamos a hacer es abrir la caja y buscar las instrucciones, ya que cada router es distinto.

Lo siguiente es conectar el router a la red eléctrica y encenderlo. Debemos enchufarle en un lugar que esté cercano a la conexión telefónica o cercano a la entrada del cable de fibra óptica. También debemos de pensar que el router debe estar en un lugar céntrico de la casa para que la señal WIFI llegue a todos los lugares.

Con respecto a la señal WIFI, la posición del router es muy importante para que llegue con la suficiente potencia a toda la casa. Los factores que afectan a la calidad de la señal son:

  • Distancia.
  • Barreras físicas como paredes o elementos metálicos.
  • Cables de alta tensión o señales que creen interferencias como el microondas.

Lo siguiente que vamos a hacer es resetear el router, pulsando unos 5 segundos sobre un botón pequeño que está en la parte posterior. De esta manera devolveremos el router al estado de fábrica, ya que puede tener alguna configuración previa que nos impida realizar una conexión correcta.

El botón del «reset» suele estar en la parte posterior, y necesita que le pulsemos 5 segundos. En el momento en que se realice el «reseteo» se apagarán todas las luces y empezarán a parpadear. Todo depende del modelo del router, ya que cada uno es de una manera. Si no funciona con el vuestro debéis buscar la forma en las instrucciones.

Cuando se enciendan la mayoría de las luces y estén de una forma fija significa que el router estará encendido y reseteado.

Las posibles IPs por defecto que puede tomar son:

  • 192.168.1.1
  • 192.168.0.1

Ahora debemos conectar el cable telefónico o el cable de la fibra según sea la conexión contratada en la parte posterior del router.

Conexión con un equipo

El siguiente paso es conectar el router a un equipo para seguir con la configuración a través del servicio web que nos ofrece el mismo.

Para conectarle necesitamos un cable de red con la conexión RJ45 (suele venir uno en la caja del router) y un ordenador portátil (o de sobremesa, aunque necesitaremos instalar el router a una distancia que nos permita el cable) con los controladores de red instalados correctamente.

También podemos hacerlo a través de una tablet, un teléfono móvil o un ordenador portátil a través de WIFI, aunque no es recomendable ya que tendremos que reiniciar el router varias veces y debemos eliminar la red de nuestros dispositivos para no almacenar configuraciones residuales.

Vamos a explicar cómo hacerlo a través del cable que es la forma más fácil.

Para comprobar que la conexión es correcta:

  1. Debemos comprobar que el icono que aparece abajo a la derecha del equipo no muestra ninguna advertencia.
  2. Abrimos el símbolo del sistema (Inicio/Ejecutar escribimos «cmd» y pulsamos sobre «Enter»).
  3. Realizamos las siguientes comprobaciones:
    1. Tarjeta de red: ping 127.0.0.1
      1. Correcto: Seguimos adelante
      2. Incorrecto: No tenemos instalada la tarjeta de red, y deberemos consultar con el administrador del equipo.
    2. Conexión con el router: ping 192.168.1.1 ó ping 192.168.0.1 (son las 2 posibles, en el momento en que acertemos con una debemos apuntarlo en algún sitio la correcta)
      1. Correcto: El equipo tiene una conexión correcta con el router, quiere decir que la red es correcta.
      2. Incorrecto (por alguno o varios de los siguiente motivos):
        1. El cable de red es defectuoso.
        2. Los conectores o del equipo o del router están deteriorados.
        3. El router es defectuosos, no funciona de forma correcta o no coincide con las IPs citadas anteriormente por lo que deberemos consultar las instrucciones.
    3. Conexión al exterior: ping 8.8.8.8 (DNS de Google, que siempre funciona)
      1. Correcto: El router consigue establecer conexión con internet.
      2. Incorrecto (por alguno o varios de los siguiente motivos):
        1. El router no está bien conectado.
        2. Los cables están defectuosos.
        3. El proveedor de servicios no está activado.
        4. La IP 8.8.8.8 puede estar caída por lo que podemos probar con ping 8.8.4.4
    4. Conexión con Google: ping www.google.es
      1. Correcto: El equipo tiene conexión a internet y está configurado de forma correcta por lo que podemos trabajar ya con normalidad.
      2. Incorrecto: La configuración del controlador de red es incorrecta (aprenderemos a configurarla más adelante).

Si únicamente queremos crear una red domestica sin conexión a internet solamente debemos hacer la comprobación 1 y 2.

Llegados a este punto, disponemos de una red creada (equipo y router) con conexión a internet. Por lo general nos solemos quedar aquí y empezamos trabajar con internet, pero todavía tiene la configuración por defecto.

Panel de control

La herramienta que nos permite terminar con la configuración de nuestra red doméstica es la interfaz gráfica del router. ¿Cómo podemos entrar en ella?.

A través de nuestro navegador, introducimos en la barra de direcciones: http://192.168.1.1 (o la dirección IP del router que apuntamos anteriormente) y automáticamente nos aparecerá un servicio web que nos permite la administración completa del router.

ATENCIÓN: De ahora en adelante mostraré las imágenes de la configuración en un router CBN de la empresa de ONO. Explicaré los conceptos generales, que por lo general aparecen en todos los routers, aunque si en el nuestro no encontramos dichas opciones debemos recurrir a las instrucciones.

En mi caso cuando entramos en el servicio web del router, nos aparecerá la siguiente pantalla:

Si nos fijamos con detenimiento lo que nos aparecen son 2 opciones que están relacionados con el cable modem y la telefonía, aunque lo más interesante es que en la parte superior tenemos un botón con el que debemos ingresar en el sistema. Pinchamos sobre él.

Cuando pinchamos nos muestra una ventana en la que debemos introducir un usuario y contraseña. Esos datos nos aparecerán en las instrucciones del router, pero también podemos probar con las siguientes contraseñas por defecto:

  • Opción 1:
    • Usuario: admin
    • Contraseña: admin
  • Opción 2:
    • Usuario: admin
    • Contraseña: 1234
  • Opción 3:
    • Usuario: 1234
    • Contraseña: 1234
  • Opción 4:
    • Usuario: admin
    • Contraseña: contraseña del WIFI por defecto (aparece en la pegatina que está en la parte inferior del router)

Si no podemos entrar con ninguna de ella, deberemos buscar en las instrucciones del router o en la página web del fabricante.

Si observamos nos aparece una tercera opción que se llama «Router». Dicha opción es con la que trabajaremos a partir de ahora.

En este punto, lo único que vamos a hacer es cambiar la contraseña del router, ya que la contraseña por defecto podemos adivinarla de forma fácil. Para cambiarla, en mi caso debo entrar en: Router/Administración/Cambiar la Contraseña

En dicha ventana nos aparecen 3 cuadros: uno con la contraseña antigua, y otros dos con la nueva. Cuando los tengamos escritos, pinchamos en aplicar, y a continuación debemos apuntar la contraseña en el mismo papel en el que habíamos escrito la IP del router.

ATENCIÓN: En este caso, en el router administrado por ONO es de esta manera, pero hay miles de modelos distintos, por lo que en otros no aparecerá de la misma manera. En este router podemos controlar las configuraciones del cable módem, la telefonía y el router, en otros (sobre todo en los router neutrales que compramos) solo aparecen las opciones del router. Por lo general siempre hay una parte de administración en la que nos permite el cambio de contraseña.

IMPORTANTE: Esta medida de seguridad que hemos tomado, es más importante que el resto, ya que con esta contraseña podemos desactivar la seguridad del router. Solamente necesitamos tener acceso a la red (tarea muy sencilla para una persona que entienda un poco sobre seguridad informática).

Configuración IP

Como ya hablamos anteriormente el router por defecto suele tener una de estas dos IPs:

  • 192.168.0.1
  • 192.168.1.1

Dependiendo la que sea, el tercer valor de toda la red variará. Digamos que el número de los equipos únicamente dependerá del cuarto valor, que puede tomar un valor de 1 a 254. Los tres primeros valores determinarán el nombre de la red. Es mucho más complejo, pero quiero explicarlo de una forma más humana.

IMPORTANTE: En el momento que cambiemos la IP del router, los dispositivos pueden perder la conectividad. Algunos se configurarán de nuevo de forma automática, pero otros no, y dejarán de funcionar. Los ideal es volver a configurar todos los equipos de nuevo.

Para cambiar la IP del router, debemos entrar en Router/Básico/Configuración. En otros router, en otros routers puede aparecer en Configuración LAN o en Configuración General.

Lo que más nos importa de esta pantalla es, dentro del apartado LAN, la dirección IP. LAN es el nombre que recibe la red que se crea.

Podemos poner cualquier IP, aunque se recomienda que empiece por 192.168.xxx.xxx, ya que es la forma de identificar las redes de tipo C que es como se llama a estas.

Cuando cambiemos la IP, tenemos que dar al botón aplicar, y el router se reiniciará. No tendremos conexión de nuevo hasta que no se enciendan todas las luces del router de forma continua. Si estamos conectados por cable no deberíamos tener ningún problema de conexión, salvo que la configuración la tengamos manual.

Configuración WIFI

Lo siguiente que haremos será la configuración de las conexiones inalámbricas, que son las que nos interesan. Primero vamos a explicar un poco como funcionan.

Cuando nos conectamos a una red inalámbrica, internamente se siguen estos pasos:

  1. Escaneamos todas las redes visibles y elegimos la nuestra.
  2. Nos autentificamos en la red a través de una clave.
  3. Se establece la conexión entre el equipo y el router (hasta ahora no hemos podido acceder a la red).
  4. El router facilita una IP libre a través del DHCP.
  5. El equipo se configura con una IP y establece la conexión con el resto de equipos, y a internet en el caso que este conectado.

Nosotros lo que vamos único que vamos a configurar es el nombre que es visible por los clientes, la clave del router y el nivel de seguridad. Se pueden configurar infinidad de valores, aunque para que una red doméstica sea segura, sólo nos va a hacer falta estos.

Configurar nombre SSID

En mi caso para poder cambiar el nombre de la clave, debo entrar en: Router/WI-FI/Básico

Ahora lo que nos interesa es el campo de texto donde pone «Nombre de red (SSID)», es en el cual debemos introducir el nombre de la red. En mi caso es «V&R».

Después de realizar cualquier cambio tenemos que pinchar sobre Aplicar ya que si no no se guardará ningún cambio.

Cambiar clave WIFI con WPA2

El último paso en la configuración del WIFI es cambiar la clave que viene por defecto por una igual de segura pero más fácil de recordar.

Con respecto a la seguridad, las claves, deben contener:

  • Valores numéricos.
  • Valores alfanuméricos.
  • Símbolos.
  • Una longitud mínima de 8 caracteres.

Dichas claves son más seguras, por que si se le expone al router a un ataque de fuerza bruta (que es como se consigue descifrar las claves WIFI) la diferencia de tiempo hasta que se realiza puede suponer hasta días.

Una forma sencilla de crear claves puede ser: Frase corta + Año + Exclamaciones:

  • HazloTuMismo2018!!
  • ¿CuantoEs2+2?

Para cambiar la clave del WIFI debemos entrar en: Router/WI-FI/Seguridad

Vamos a explicar un poco las opciones que debemos seleccionar para crear una clave segura:

  • Banda de Radio: En los router modernos permite crear redes de WIFI a 2,4 o a 5 GHz. Yo por compatibilidad con equipos antiguos la tengo creada a 2,4 GHz.
  • Red Wifi: Este router permite generar más de una señal, por lo que deberíamos seleccionarla una para gestionarla.
  • Seguridad Wifi: Es la opción que debemos configurar para hacer más segura nuestra clave. En mi caso está seleccionada «Mezcla de WPA-PSK/WPA2-PSK» que es la más segura, pero también podéis seleccionar WPA/PSK o WPA2/PSK. La que debemos evitar SIEMPRE es la WEP ya que es la más insegura.
  • Cifrado de datos: Es la forma en la que se protegen los datos que viajan en la red. TKIP+AES es la combinación de las dos, por la que la tengo seleccionada.
  • Parte inferior: Es la clave en sí. Con el tiempo de seguridad que tengo habilitado nos aparecen esas opciones. Únicamente decir, que si está seleccionado ASCII la clave está en formato alfanumérico, por lo que es recomendable. Lo siguiente que debemos añadir es la clave que queramos, siguiendo las pautas de seguridad que comentamos anteriormente.

Cuando terminemos de hacer todos los cambios, tenemos que pinchar sobre «Aplicar» para guardar todos los cambios.

IMPORTANTE: Si estamos conectados a través de WIFI, se nos desconectará, y tenemos que volver a introducir la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *